...y final.



La luna no es más que un pedrusco
y nosotros somos gente abandonada.




4 comentarios:

Andrés C. Antúnez dijo...

Porque no somos más
que la idea de
"la cúpula lapislázuli del cielo"
sin estrellas.

El ahorcado
en la cuerda de la mediocridad
va y dice:
"Venga hombre,
prueba a ver qué tal"
cuando ya no quedaba
más que
la repetición inconsciente
y traumática
de los estertores
de la vida pasada.

Va y lo dice
cuando ya nadie
le susurra conchas al oído,
cuando no le queda nada dentro
y ni esa vida anterior
ni la presente
ni la futura,
le echa de menos.




Gracias a nadie por estar ahí.

Ostra

Teyalmendras dijo...

Me gusto el texto... pase un rato agradable releyendolo una y otra vez.
Saludos ;)

L.N.J. dijo...

Pues para mí las estrellas son enanitas del cielo.

Si al final casi todo perdura más que nosotros, será que de tanto dedicarles cosas, ese todo se hace inmortal.

Saludos.

Aimerynth dijo...

De nada.