HERMOSOS Y MALDITOS

Cada vez que abro la pestaña tengo la sensación de que va a ser por última vez. Por eso hago todo lo posible por anestesiarme y sucumbir. No tiene otra explicación. Como moscas hacia mierda encontramos lo que buscamos en los rincones más inóspitos, malolientes y dopados. ¿Que quieres olvidar? Bebe. ¿Que quieres diversión? Bebe. ¿Tal vez matar a alguien sin remordimientos? Bebe. Entiéndase el verbo Beber como sinónimo anodino del verbo Drogar(se). Así de triste sería todo sin ella.
Por ella camino por éstas calles ahora mismo, esquivando charcos de meados, perros de ojos tristes y gatos de ojos arrancados. Busco una dosis como aquel de los libros que busca las minas del Rey Salomón.
Digo: ¿Ey colega de fatigas, tienes algo para mí?
Dice: Sí.
Y no hay nada más que hablar. No están programados para contestar más preguntas.
Ya voy en mi nube imaginaria, queriendo darle una muerte violenta a cualquiera.
No me queda nada en la nevera, nada en la cama y nada en el alma si no es ella. Se puede decir que estoy embargado, brutalmente despojado de todo atisbo de humanidad. Mientras intento meterme la sexta raya de farlopa cortada con gasoil, salfumán, detergente y mermelada de arándanos, llaman a la puerta.
-¡Quién es!
-Soy yo.
-Yo soy yo, tú quien eres.
-Tu novia, tu chica, tu amor, YO, ¡abre ya joder!
Mientras abro y la beso el cuello de manera calculada le digo algo asi como "perdona nena, es que ya ha empezado mi jornada laboral, ¿que tal la cena familiar? yo llevo tres horas pensando en descuartizar a dos o tres personas y hacer un puzzle humano gigante..."
-Buf, menuda mierda de cena, colega. Familiares gordos que no ves desde la llegada del hombre a la Luna, borrachos como cerdos, hablando del IVA...Y mi madre con su cara que nunca termina dándome por el culo cada cinco minutos: "nena no me comes nada...""nena ponte más sopa"...Vengo hasta el coño de la humanidad. Y todavia no sabes lo peor: me ha tocado un taxista patilludo y socialista. Que si el Corte Inglés tiene el centro colapsado por su navidad antes de tiempo, que si...yo que se tío, mas te vale que me invites a unas gordas lonchas de Far, antes de que te odie a ti tambien. - me saca la lengua y sonríe.
Mientras habla y habla y habla y habla, yo pienso por encima de su voz en descuartizar a su madre y hacerme un tazón para cereales con su cráneo. Cuando termina de hablar le digo algo así como "si, perdona, claro, vamos a la habitación, tengo mercancia para matar de taquicardia a un equipo de rugby".
-Ese es mi chico.
Tiene el pelo especialmente bonito esta noche. Completamente liso, con ese precioso mechón rebelde que no deja de molestarle en la cara. Qué graciosa está cuando se lo sopla. Tiene ahora el color de pelo que más me gusta, castaño y a la vez rojizo. Una delicia. Lo que más cachondo me pone es cuando se aguanta el pelo con una mano mientras acerca la naricilla respingona a la raya que le he preparado encima de un disco de Vanilla Ice. Echa la cabeza hacia atras y me dice "joder tio, aún no has tirado este disco de mierda? "
Cierra los ojos y respira hondo, provocando que sus exquisitas tetas tomen la delantera de su cuerpo.
-Es un disco mítico, donde yo vaya él irá.
-Eres un purista. Por cierto, ¿ésta farlopa es del antro ese?
-Sí.
Ahora mismo me siento como una cucharada de sal que se disuelve en el mar. En zig-zag. No debería. Pero me siento mortal, enfermo y amado.
-Oye nena - le digo mientras le acaricio los labios con los dedos - quiero que sepas que eres la mejor persona que jamás he conocido. Eres mi sangre. Mi doctor. Te quiero tanto que si ahora mismo me dices que me corte las muñecas, lo hago y sabes que hablo en serio. Cuando estás aquí haces que quiera ser mejor persona.
Ella sonríe porque sabe que es verdad. Es mi bastón.
-Yo solo te quiero recordar que sin tí yo no soy nadie.
Tras decirme eso, nos besamos como si fuera lo único que nos queda. Y realmente es así. Yo no tengo nada, solo a ella. Y ella lo sabe. En cambio ella es diferente. Tiene una familia, de mierda, pero familia. Tiene un trabajo estable. Tiene una increible belleza sobrenatural. Tiene miles de virtudes, incluso la arrogancia justa, que es uno de las mayores. Y me ha elegido a mí. Jamás lo entenderé, soy tan poca cosa...
Ahora empiezo a sentirme como una veleta a mil revoluciones por minuto. Quiero vida. Quiero un poco de acción.
-Montemos un motín, nena. Atraquemos mil bancos. Hagámos mil cosas. Te quiero. Vamonos a ningún sitio escuchando discos en el coche. Follemos como animales en la cama de tus padres.
-Jajaja - se rie de tal manera que su rostro es el de un ángel. Realmente mataría por estar junto a esta mujer....bueno, realmente mataría por cualquier cosa.
Se levanta y dice "voy a traer algo de beber". Yo mientras la observo como se aleja, con ese meneo de caderas tras la falda.
Trae una botella de whisky y dos vasos cargados de hielo.
Ahora empiezo a pensar en mil cosas, bailar desnudo al son de los tambores es una de esas cosas. Mientras bebemos vasos y vasos y whisky y esnifamos cocaína hablando de nuestros proyectos, de nuetras ideas, de nuestros sentimientos, de nuestra salud, de nuestro coche, de nuestro pequeño piso alquilado y sucio, de nuestras canciones. Y hablando de nosotros se consume la noche tras las ventanas cerradas. Se acuestan los vecinos. Se derriten los hielos de los vasos. Se pelean miles de personas. Millones de putas rumanas chupan pollas por diez euros. Cientos de vagabundos pasan frío, hambre, sed y pena justo a veinte escalones de nosotros dos. Hablando de todo esto, ella me dice riendo:
-Cariño, quiero que sepas que eres mío. Que jamás te librarás de mí.
-Somos a la vez víctimas y verdugos. Te amo.
Y nos besamos, con las costillas entrelazadas, como si fuera el último día en la Tierra, como si Hiroshima fuéramos nosotros mismos, como si estuviéramos en la cola del Titanic, como si el tiempo no existiera, como si todo fuera producto de la imaginación, como si Torres Gemelas se estrellaran continuamente contra los muros de esta habitación, como si fueramos los herederos del Mundo...porque somos tan HERMOSOS Y MALDITOS...
C O N F E S I O N E S

-desde 1987 tengo albergado un ladrillo en el orifico nasal derecho, los medicos dicen que sufro un fenomeno llamado Ladrillo cara vista-smell y que cada año se aproxima mas al cerebro llevandome irremediablemente a una muerte prematura y dolorosa.
-en 1989 me nació un sexto dedo en cada extremidad superior e inferior. Los medicos dicen que sufro un transtorno llamado prince, antes conocido como el sindrome del sexto dedo. Desde entonces veo muertos.
-en 1990 me tragué una mosca africana que se alojó en mi pulmon derecho durante siete años consecutivos, criando una colonia de 280 ejemplares africanos. Los medicos dicen que he sufrido un fenomeno llamado Bubinga, antes conocido como efecto mosca-pulmon. Desde entonces escupo moscas con mi tos ferina.
-en 1991 un camion impactó contra mi cabeza en la calle general urrutia, alojando en el interior de mi cerebro el tapon de la valvula de la rueda delantera izquierda. Los medicos dicen que he sufrido un fenomeno llamado Iveco-craneo, antes conocido como El Artista. Desde entonces tengo los poderes de Ciclope cada vez que entro en un concesionario.
queridos reyes magos,
como este año ha sido tan insulso,
incluso nulo,
me podriais traer una enesima enmienda
o una carta magna
o una constitucion
o veinte litros de napalm casero
o una espada de doble filo
o tropecientos millones de las antiguas pesetas.
Lo que si que os ruego
con mi mas enfermiza inquisicion
es que no me dejeis el via digital
ni las 1000 cronicas marcianas
ni los martes y trece
ni el terrat
ni gucci
ni lancome
ni tresor
ni tampon.
Por favor
un poco de seriedad
QUIERO
vaginas como cuevas
o cuevas como hogares.
eres la oscura letania
que hace que siga teniendo ganas de vomitar.

Sigo queriendo decirle al mundo que apesta,
que ya sabemos todos que soy un vagabundo
que solo tengo agallas para estar solo,
que tengo mil y un complejos,
que me escudo en actitudes autoritarias,
que soy un pantalon lleno de leña seca
dispuesto para las hogueras de san juan.

Eso ya lo sabemos todos.
Todos sabemos que detesto la arena
y su simbologia del infinito.
Todos sabemos algo sobre mis intimidades,
aun asi
sigo queriendo insultar desde mi capa de abrigos colgados,
decir mi verdad:
no hay verdad.

Aun asi
quiero seguir sintiendome util para algo,
contar ovejas
y violar cabritillos.

Y todo gracias a tu letania perlada de amianto,
a tu orbita de atraccion de mas de 300 kms,
a tu perfeccion
y a esos bocados de dios
que se escapan de la boca de tus actos.

Todos sabemos que
me encuentro totalmente inmerso,
todos sabemos que camino descalzo
sobre un campo de minas y mierdas de perro muerto.
Atencion, pregunta:
¿Que es mas gracioso que un niño muerto?

Respuesta:
Un niño muerto vestido de payaso.
Iba un camion cargado de agujeros
por una cuesta arriba empinada
cuando de repente
se le abrio la puerta de atras
y se le cayo uno de los agujeros.
Dio marcha atras para recogerlo
y se cayo dentro




Basado en la idea original de un chiste que invente a la edad de nueve años
HISTORIAS SIN FINAL VOLUMEN I

TITULO: "De cómo me desperté en una azotea indigna sin nada más que unos calzoncillos de Bugs Bunny"

Salté de la cama como una alarma nuclear a las nueve de la mañana, aturdido, en la azotea de un edificio de siete pisos.
Un edificio de ladrillo cara vista barnizado, balcones de forja antiguos y cubículos metálicos de aire acondicionado brillando al sol.
Estaba en la cima de un edificio que no era el mío, en una calle que no conocía pero, sobre mi propia cama. Con su sábana ocre de oblongas flores arrugada en la zona de los pies. La almohada partida por la mitad reposaba en el milimétrico centro de la zona de la cabeza. Lo primero que vi al despertar fue el cielo. Un cielo azul intenso sin más nubes que yo mismo. Estuve unos tres minutos pensando en las partículas de polvo que resbalan por la película ocular a modo de microorganísmos al microscópio antes de caer en la cuenta de mi terrible, o al menos divertida, situación. Me encontraba en calzoncillos, azules con un dibujo de Bug's Bunny perseguido por Elmer, en mitad de una azotea ajena, a las nueve de la mañana según mis cálculos solares, sin recordar como pude haber transportado la cama y conciliar el sueño.
Miré alrededor. Dos ennegrecidas chimeneas apagadas, dos pares de calcetines blancos tendidos en el único cable para tal tarea, una caseta con puerta de aluminio cerrada (probablemente para bajar del edificio), una esclusa de alcantarilla circular al fondo de una ligera pendiente y una caja negra de carton en la esquina enfrentada a la puerta.
¿Qué hacer? Opté por tomar prestado los calcetines para no pincharme con nada ni ensuciarme la planta de los pies. Recordé haberme duchado el día anterior. Sí, tomé la decisión de poner un calcetín encima de otro para mayor comodidad y sujección y pensé en pies de Hobbits. Qué bien me vendrían aquella mañana. Acto seguido, tras asomarme al exterior, pude comprobar que la calle estaba desierta, coches de todos los colores aparcados en zona azul, negocios abiertos, semáforos en función pero, nadie caminaba por la acera, nadie conducía aquella mañana. Pensé que era domingo y estaban todos en misa.
Me acerqué a la puerta de aluminio sin pintar ni barnizar y, aparte de asombrarme por la acción del óxido y pensar en lugares húmedos, en partículas de óxido deborando partículas de aluminio mojado y en rejas pintadas de naranja, agarré el pomo empujándolo ligeramente hacia adentro. No hubo respuesta ni movimiento alguno. Probé hacia afuera, hacia mí mismo y tras un breve chirrido de buenos días, la puerta se abrió expulsando una nube de polvo acumulado similar a la de un libro antiguo de tamaño sobrenatural.
Me aparté un poco, tosiendo, para no tragar demasiada suciedad, pensando en los escombros de las torres gemelas, la cantidad de polvo, papeles, boligrafos, facturas, pantallas de ordenador, maletines de ejecutivo, espejos de servicios de señora, botones de ascensores y escritorios que saldrian volando, desperdigando infinitas motas de polvo, muslos de pollo de los restaurantes de la zona superior y cristales rotos. Recordé una foto que poseía, de una señora negra cubierta completamente de polvo amarillo. Pensé en la maña del fotógrafo, impidiendo que el objetivo se le nublara de suciedad de aire.
Cuando todo el polvo se hubo disipado, creánme no era mucho, miré al interior y sonreí ante mi propio regocijo de saber que estaba viendo la escalera que me llevaría a la calle.
Atusé un poco los pelos del flequillo y descendí , escalón tras escalón, hasta el correlativo piso inferior.
Habían dos puertas por piso. Marrones, con mirilla de ojo de pez y una placa dorada con dos nombres grabados. Julio Mendizábal, María Pizca y Angel Meriondo, Magdalena Freire correspondían al piso en que me encontraba. Sobre cada puerta, el número (trece y catorce).
Supuse que sería un edificio antíguo por la carencia de ascensor y la edad de la madera de las puertas.
Justo en el momento en que pensaba en mis años de decapar sillas y cómodas, en matacarcomas tipo gel, en tinte de nogal y en la técnica del ultracongelado como remedio para la carcoma, caí en la cuenta de que se me brindaban dos o más oportunidades.
Podía bajar directamente a la búsqueda de mi casa o llamar a alguna casa del edificio en busca de explicaciones, algo de ropa para ocultar mis verguenzas y desayuno. La decisión no duró más de tres segundos. ¿Bajar directamente a la calle en calzoncillos y calcetines?
Llamé al timbre de Julio y María dos veces. Ting tong ting tong. Diez segundos. Veinte. Ting tong ting tong. Veinte segundos más pasaron sin respuesta. Acerqué el oído a la puerta. Silencio, carcomas de vacaciones.
Era raro que no hubiera nadie en casa a las nueve y cuarto de la mañana. Aunque tal vez trabajaran ambos o estuvieran en el pueblo, o quizás de funeral.
Bajé al sexto piso y otras dos placas doradas, y totémicas para mí, me saludaron desde el claroscuro. Antonio Brocatti, Merche Sampel y Carmelo Groyo, Alicia Trimoche. Números once y doce respectivamente. Qué timbre tocar ahora. Antonio seguro que estaba trabajando con su camión y Merche era nombre de dependienta, asi que, decidí llamar a Carmelo y Alicia que se veían más hogareños y solventes.
Ting tong ting tong. Otros veinte segundos sin respuesta. Acercamiento de oreja, silencio total.
¿Y ahora qué? Dos de dos. Se me antojó un poco extraño con lo cual, aceleré el ritmo. Llamé a unas cinco puertas más. Frendo, Diterao, Gutiérrez, Manibo, Ayllón, Montenegro...ya no recordaba todos los apellidos y nombres. Era imposible que no hubiera nadie en todo el edificio. Mi frente empezó a sudar mientras pensaba en café caliente, zumo de melocotón, tostadas con mantequilla y La Bella Easo.
Nunca me tocó ningún premio en rifas, tómbolas y bingos y aquel día no iba a ser la excepción. Tendría que salir a la calle en semejante situación. Ya imaginaba a la gente llorando de risa, sosteniéndose el estomago con ambas manos. ¿Dónde estaban los vecinos pesados y la ropa tendida aquella mañana? Estuve unos minutos maldiciendo a la Humanidad, matándo ciudades enteras dejando caer bombas químicas sobre ayuntamientos hasta que me dije, seamos realistas, eres Andrés, si a alguien tiene que pasarle este tipo de cosas es a tí. Ya sabemos todos que si Murphy levantara la cabeza allí estarías tú para arrancarla pensado que sería un enorme champiñón francés. Tenía razón, no había de qué preocuparse, al fín y al cabo, peor sería no tener ni calzoncillos. Debo reconocer que la idea me aterró y salí lanzado hacia el exterior mientras pensaba en camaras grabándolo todo, micrófonos detras del papel de la pared y cosas parecidas extraídas de la Tienda del Espía.
En la calle hacía una temperatura agradable, algo extraña puesto que no estaba acostumbrado a salir en calzoncillos. Algo similar al sentimiento que notas cuando te quitas la camiseta en mitad de una avenida. Yo, particularmente, me siento mal me dije.
Los pajaros píaban desde las alturas y varías hojas arrugadas de periódico pasaron junto a mis pies. Sonreí ante la idea de rellenar un poco el bulto del calzón y enseguida me ruboricé lo suficiente como para caminar en dirección al primer cruce de calles a la derecha del portal.
Joder no hay nadie. Hay tiendas abiertas pero no veo ningún tendero. No se si me siento bien o estoy empezando a acojonarme. Veía por delante una fruteria, un estanco, una tienda de móviles y una ferretería. Estaba todo despoblado.
Como sentía el estómago vacío tomé prestada una manzana golden, de esas harinosas de la frutería mientras empezaba a sentir la enorme gratitud de la gratuiticidad, si es que existe esa palabra. No podía creérmelo. Es como si todo fuese para mí. ¡Joder soy rico! pensé.
Era todo parte de una obra surrealista en un teatro enorme. Estaba casi desnudo, comiéndome una manzana gratis en una calle desconocida donde la gente había desaparecido como en aquel videoclip. Podía hacer cualquier cosa que quisiese. Estuve pensando en divertirme un rato estallando sandías contra los coches aparcados pero justo cuando tenía la primera sandía entre las manos pensé un momento, ¿y si hay más gente en la misma situación? A lo mejor están desquiciados y no saben divertirse y corro peligro, ya se sabe que la gente, cuando sale de la monotonía hace cosas terribles. Oh Dios, ¿y si toda la ciudad se encuentra en la misma situacíon? ¿Y si todos han despertados en azoteas ajenas, en calzoncillos, y cada uno lucha por apoderarse del mejor negocio, roban todo el dinero de los bancos, asesinan, violan y se implanta una nueva ley de la selva? Si tenemos en cuenta que todo ser humano, mucho más en civilizaciones represoras como ésta, tiene un secreto inconfesable, una doble cara siniestra, un lado oculto de la luna oscuro, ¿no correré un gran peligro andando por calles centricas?...Pero claro...si toda la ciudad se encontrase en mi situación, no habría azoteas suficientes para amanecer todos solos. Con lo cual me habría tocado despertar con al menos veinte vecinos y vecinas en ropa interior. Joder qué alivio, no toda la ciudad se encuentra en mi situación. Pero me cago en la leche, ¿dónde coño se encuentran? Esto es muy raro, pero vaya, hubiera sido un lujazo despertarse viendo a la vecina del sexto en braguitas. Terminé la manzana y lancé la sandía contra un coche blanco que tenía a unos cinco pasos. Ppprrrrfff hizo contra la luna delantera y explotó salpicándolo todo de pulpa roja desgajada caóticamente. Joder ya que la he cogido...

Ahora me encontraba con el estómago lleno y aturdido por las circunstancias. ¿Qué se supone que debía hacer? Pensé que lo mejor seria coger algún objeto para la defensa personal en la ferretería por si acaso. Nunca se sabe lo que te espera tras cada esquina.
Abrí la puerta y sonó el típico ruido de alguien entra mientras observaba la cantidad de objetos que se vendían en una ferretería y lo difícil que sería escoger uno cuando todos se te presentan gratis. ¿Un serrucho?¿Un destornillador?¿Una tuberia como en Silent Hill? Una pala? Todo demasiado sanguinolento. Si tropiezo con alguien pacífico y asustado se dará un susto de muerte y me quedaré sin conversación. Dios mío cómo echo de menos al locutor de radio cantando por encima de la música para joderte la grabación. Busqué un aparato de radio por la estancia. Di la vuelta al mostrador hasta que lo encontré. No logré sintonizar ninguna emisora. Ah, no ¿ y si el ejercito a bombardeado las centrales de comunicación dentro de una campaña de guerra emcubierta? Estuve unos segundos paralizado ante la idea de una conspiración, pero acabé dándome cuenta de que no tenía mucho sentido. Encontré una cinta cassette de Enya, Joder Murphy te odio, y le di a play para no sentirme solo.
Estuve cotilleando facturas, notas sobre clientes impresas en un cuaderno viejo del tipo Angel G. es un puto moroso, no fiar. María Luísa Retal encargo alarma antiincendios. La verdad es que era bastante divertido saber todas esas cosas aunque supongo que la verdadera gracia hubiera sido conocer a esa gente y poder señalarla con el dedo. Cogí algo de dinero de la caja registradora y los rompí en pedacitos minúsculos. Oh, necesitaba hacer esto, joder. Puto dinero ahora todo es gratis. Miré el reloj. 10:30. Busqué por la trastienda algo de ropa, algún mono de trabajo, algo con lo que taparme un poco y no mostrar mi aspecto más salvaje y rocambolesco, pero lo único que encontré fue una toalla para lavarse las manos y una pastilla de jabon erosionada. Me niego rotundamente a fabricarme un taparrabos con una toalla. No sería nada bonito, no. Y nada más lejos de mi intención de aparentar normalidad. Si finalmente optara por el taparrabos perdería la cabeza, viajaría a civilizaciones antíguas y mi ética, mi moral, mi educación hacia los demás, se tornarían en zafiedad, salvajismo como ya dije, babas, maldad animal y falso instinto. Ahora no es el momento de pensar en vecinas dormidas en ropa interior, perladas de sudor....me niego. Al final no me armé, pensé que si todo volviese a la normalidad de repente, la gente me trataria de subnormal, de aficionado, de flipado, de freak jugador de Advanced Dungeons & Dragons. Sólo me faltaría entonces un yelmo plateado y unas botas de piel de plátano. Salí al exterior observando que todo continuaba como al principio de la mañana. Bueno Andrés, tienda de móviles o estanco.

El estanco estaba casi empapelado con infinidad de posters de marcas de tabaco y puros extralargos. Olía a tabaco empacado, a chicles de mentol y a sobres acolchados. La habitación estaba en penumbra y algo me decía por dentro que aquel no era mi lugar. Todo lleno de tabacos y mecheros recariggiabili . De todas formas me detuve unos minutos a pensar si necesitaba algo que allí podría encontrar. Unos chicles si acaso.

Mientas me dirigía a la tienda de móviles y recarga de los mismos pensé que mejor sería seguir calle alante en busca de algo más interesante. No creo que deba perder el tiempo dentro de una tienda de telefonos un dia tan especial como hoy. No tenía sentido encerrarse en un comercio que ni siquiera necesitas, aunque, ¿y si pudiese llamar a casa o a algún amigo o a información? No pensé que eso fuera necesario al fin y al cabo estaba todo abandonado, el único que me podría hacer daño sería yo mismo. Asi que continué calle abajo, pasando por delante de restaurantes de comida rápida, multicines, supermercados, edificios de viviendas herrumbrosas y papeleras vacías. Era una calle amplia, con dos carriles para coches (uno para cada dirección). Cada diez metros encontrabas un árbol delgado y desaliñado junto a una papelera y la correspondiente farola. Seguía sin aparecer nube alguna en el cielo azul intenso. El sol cada vez se alzaba más, buscando su cómoda posición de mediodía. Los mirlos cantaban a todo volumen, debido al silencio sepulcral que se levantó tras la inexistente marea del tráfico de coches y gente. Parecía que el sordo era yo mismo, no la ciudad. Una ventaja para la relajación matutina y para cavilar indiscriminadamente pero, tambien un inconveniente. Escuchabas la voz de tu conciencia demasiado alta y real y si por un casual caías en la enorme olla express de las cosas malas, no tendrías casi escapatoria de ti mismo. Como dije, me encontraba perdido en una calle de una ciudad normal pero tras un holocausto nuclear o una purga de algún dios mezquino. ¿Cómo salir?
HORARIO DE INFIERNO

¿Cómo podéis decirme que sonria de veras
si siguen presente los errores
y horrores de dos mil años
de historia moderna?
¿Cómo me pedís un poco de acción
si estoy clavado en maderas,
todos han salido de sus cáscaras
y yo sigo aquí
sin el gusto de hablar solo?
¿Cómo queréis que haga cosas
si nadie me enseña?
¿Cómo podeis decirme tantas
y tontas subnormalidades
si ni siquiera hacéis el esfuerzo
de conocerme más allá del Andresín?
¿Cómo cojones os atrevéis a cuestionar
mi indescriptible lucha interna
que sólo yo vivo las 24 horas del día?
¿Cómo es posible que detrás de estos 21 años,
detrás de todos estos consejos,
añado
de mierda,
detrás de todas estas peleas,
añado
dos sí pelean si uno no quiere,
detrás de todas estas miserias,
estas carantoñas,
estos egos lógicos convertidos en dioses,
estos almanaques llenos de números rojos,
estas lascivas miradas,
estos llantos que tanto erosionan,
estos sentimientos tremebundamente mortales,
no hayamos podido
ni querido
pensar más allá
de nosotros mismos?
¿Cómo?
Egoísmo:
Mi apellido.
Mi atalaya.
Mis Dorremís Fasoles de toda la vida.
Mi mierda.
Mi todo que es tu nada,
Tu poco que es mi todo.
Solo quiero que sepáis
que continúo siendo el mismo
que lanzaba globos al espacio
el mismo que sufre al vomitar
el mismo que piensa en la peor de las opciones
el mismo que os odia
desde su caverna de paranoias
desde su irresistible mundo oblicuo
desde el pasar de su apocalíptico
autoenfrentamiento diario.
El que odia porque
quiere pero no puede,
resumiendo:
el mejor actor del mundo.
Aprovechen todos el tiempo,
que prefiero quedarme aqui.
Detalles de una vaginoplastia:

-Un neoclítoris con terminaciones nerviosas puede ser modelado con el glande del pene si es solicitado. Sin embargo si esta opción no es inicialmente realizada no podrá serlo más adelante.
-Una neovagina es creada haciendo un espacio entre el recto y la próstata y forrándolo con piel del pene y del escroto.
-Mientras se crea el espacio entre la próstata y el recto pueden dañarse o la uretra o el recto. Esto puede causar dificultad en el control de la vejiga o del intestino o conducir a una comunicación (fístula) entre el recto y la neovagina permitiendo el escape del contenido de los intestinos a través de la neovagina. Si la lesión es reconocida durante la operación deberá realizarse una colostomia temporal (llevando parte del intestino hacia la superficie de la barriga). Si la complicación ocurre más adelante será necesaria una cirugia adicional.

Gracias por informar.

Comunicacion: 0
Dobles fondos: 1
Apatia: 1
Agnosticismo: 0
Crueldad: 1
Soledad: 0
Pasado: 1
Cambios: 1
Olvido:1
Todos somos binarios.
HOMENAJE ESCUETO

nadie me ha hecho un homenaje?
yo te haré uno Buk
* mishie changes topic to ' nadie me ha hecho un homenaje?'
ahi tienes tu homenaje
bien
bien chico
puta mish

PLASPLASPLASPLASPLASPLASPLAS

EVA

Ahi teneis una historia con principio, final e influencias claramente marcadas. Salud.




EVA


Aquí estoy sentada, metro setenta de carne blanca sentada en una silla de hierro. Estoy sentada porque no estoy de pie. Simplemente. Estoy sentada porque es domingo por la tarde y estoy mareada. Y cubierta completamente de mi propia sangre.
Mi vestido de gasa verde agua solo es un pergamino acartonado por la sangre seca. No le recomiendo a nadie la sensacion de notar tus axilas pegajosas por la sangre. Y los muslos. Y los pliegues del cuello. No le recomiendo a nadie morir de esta manera tan absurda. Tan terrorífica.
Estoy esperando empezar a ver toda mi vida tras los párpados. Como si fuera una última señal antes de morirme definitivamente. Repentinamente. Solitariamente. Falsamente.
Justo anoche me puse mi mejor esmalte de uñas. Cereza. Justo anoche me depilé todo el vello del cuerpo. Anoche recorté las uñas de mis piececitos de princesa. Anoche retoqué mi peinado habitual, mis mechas largas. Mis mechones cortos. Es curioso que anoche me aplicara un tinte último modelo negro puro y ahora estoy aquí sentada, totalmente roja como si fuera un trozo de tomate podrido, esperando, totalmente desquiciada, a la muerte. Jamás pensé que sería así.

* * *


Tenía quince años y ya era todo una belleza. Mis tetas eran objeto de infinitas marturbaciones en clase. Y lo sabía. Y me gustaba. Tenía quince años cuando mi padre entraba en la habitación mientras dormía, o al menos eso pensaba él, y se sentaba en la cama junto a mis pies. Entre los párpados medio cerrados, lo veia mirar fijamente mis pies, con las manos temblorosas. Luego, a los diez minutos y tras armarse de valor, miraba fijamente mis tetas tras el camisón, sueltas sin sujetador. A partir de esa temporada, nunca mas volví a dormir bocaarriba. Cerraba los ojos, dejandome llevar y notaba como unos dedos tibios y expertos subian el camisón, ya subido por encima de la cintura debido a mis movimientos entre sueños, por encima de mis tetas a la altura del cuello. Sentía como esos mismos dedos calientes retorcian mis pezones, masajaban mis tetas y mis bragas húmedas. A los cínco minutos de tocamientos, todo cesaba según mi sentido del tacto, para dar paso al oído. Podía notar vibraciones en el ambiente. Oía movimientos rapidos y lubricados. Chas chas chas chas chas chas. Suspiros. Entonces era cuando me permitia abrir un pequeño párpado y ver a mi padre, masturbandose a escasos veinte centimetros de mi boca. A veces incluso frotaba ligeramente su glande contra mis labios entreabiertos. No tardaba mucho en llegar el momento de apartarse y correrse sobre un trapo de cocina, para no dejar muestras. Tenía quince años cuando me despertaba, recordando lo ocurrido y buscaba pequeñas perlas de semen extraviadas por el parqué del suelo. Normalmente no encontraba mas de una por sesión. La frotaba contra la yema de mi dedo indice derecho. Esa sustancia fría y viscosa. Mis hermanitos estaban ahí dentro, moribundos. A pesar de ser hija única, sentía como compartía la habitacion todas las noches con mi hermano prematuro.

* * *

Tenía diecinueve años y un novio estable. Estaba enamorada y entregada totalmente a él. Era dos años mayor que yo y estudiaba Ingeniería Química. De ahí su aficción por las drogas de diseño. Fue una época deshinibida, feliz y drogada. Vivíamos juntos en un apartamento de no mas de cincuenta metros cuadrados llenos de baldosas blancas y negras, cortinas psicodélicas y muebles de diseño regalados por nuestros padres. Pasaba la mayor parte del tiempo en mis clases de interpretación. Cuando no era una mujer violada por un octogenario era tripulante de un crucero de lujo lleno de misterio y asesinos. Cuando no lloraba con colirio, lloraba porque me habia sentado mal la última raya de speed. Cuando no fingía un orgasmo, el orgasmo fingía por mí. Fue una temporada feliz, llena de vodkas con speed, licor de manzana con cocaína y preservativos con sabor a fresa ácida. Eramos una pareja moderna modélica. Con nuestras zapatillas iguales, nuestros bolsos de imitación piel, nuestras pulseras de pinchos de colores, nuestras greñas atusadas y quirúrgicamente peinadas y nuetro dinero regalado por padres pagadores de facturas. Televidentes anodinos.
Todo nos iba estupendamente bien hasta la sobredosis y el accidente de trafico en el que perdí la movilidad de los dedos del pie derecho, el bolso y la aficción a las drogas duras. Él perdió la cartera, el coche regalado Nissan, el zapato izquierdo de legítima piel, la mano que tenia sobre la ventanilla semiabierta, un pulmón, la parte derecha del rostro, los dientes por completo, un ojo, una rótula, las clavículas, la mandíbula, el treinta por ciento de la masa encefálica y la vida. Por lo que yo tambien perdí un novio.


* * *


Tenía veinte años cuando trabajaba de modelo de dientes en un famosísimo anuncio de Colgate en el que solo tenía que repetir mil veces: Puede que sea perfecta pero no voy a ninguna parte sin mi colgate. Tenía veinte años cuando llamaron por telefono a las dos de la madrugada y supe que algo malo había pasado. Una amiga violada. Una madre con trombosis cerebral. Un fantasma del mas allá. Algo malo, seguro.
-¿es usted Eva?
-sí
-su padre ha muerto. Lo siento.
Clik.
Unos cuantos mechones rubios inundaron mi cara. Mi padre habia muerto de repente. El que me tocaba las tetas. El que me regalaba su dinero intentando comprar mi silencio.
Tenía veinte años cuando me dijeron que mi padre se había suicidado. Descargó un cartucho de su escopeta de caza en su boca, desintegrando su cabeza por completo. Esparciendo un infernal gotelé sanguinolento sobre la pared norte de mi antígua habitación.
Tenía veinte años cuando descubrí que mi padre se suicidó por mí. Mas concretamente, porque era su hija. Era su hija pequeña y blanquita y nunca podría ser su amante. Es triste enterarse de todo esto en un momento en el que amaba tanto mi vida y mi cuerpo, que no pude mas que alegrarme de su muerte, pensando que me escapaba para siempre de una futura violación. Mi padre era un obseso sexual. Quería desgarrarme. Lo comprendí cuando tenía veinte años, mi padre se pegó un tiro con mi camisón puesto y un consolador metido en el peludo culo.


* * *


Tenía veintidos años cuando me enganché al Trankimazín y al Válium. Cada cuatro horas tenía la imperiosa necesidad de tomarme dos o tres pastillas de éstas, a poder ser, con un enorme trago de Cola-Cola. Sensación de Vivir. Mi vida era ahora la vida de cualquier modelo de dientes. Solo me diferenciaba de resto de las modelos en un ligero matiz: yo no era anoréxica. Fumaba dos paquetes de Marlboro al día. Media botella de licor de manzana cada noche, tumbada en el sofá, totalmente ida por el Trankimazín, viendo Discovery Channel. Monos con el culo escocido, jirafas que se rompen el cuello al bajar a beber. Dalí con la cara llena de hormigas muertas, Nueva York nunca volvió a ser la misma desde el 11-S, Nestlé registró la palabra Felicidad en Francia. Camuflaje natural. Osos panda. Todo lleno de osos panda.
Tenía veintidos años cuando aborté. Feto abortado producto de una noche loca con un productor de cine. Seguro que el feto tenía su cara, a pesar de no medir mas de cinco centímetros. Tenía veintidos años cuando mi vida se derrumbaba lentamente y hacia el olvido. Cuando jugaba a follar sin condón. Por delante y por detras. Insensibilizada por el Prozac, el Trankimazín, el Válium, el Percodán, y el Optalidón. Cuando protagonizaba anuncios de Colgate, con la mirada vacía. Cuando asistía a pre-estrenos de mano de un famoso productor de cine. El mismo que me estimulaba el ano con el mango de una cuchara de madera.


* * *


Tenía veintitres años y tres meses cuando el segudo accidente de coche, marcó el final del segundo tiempo del partido de mi vida. Mi cabeza llena de nuevo de cocaína y speed, fue a parar contra un cristal retrovisor demasiado blando justo cuando colisioné a ciento ochenta contra el coche de delante. Perdí parte del pómulo derecho y tenía una cicatriz diagonal encima del ojo derecho también. Mi boca llena de saliva fue a parar contra el volante, saltando dientes, justo cuando el coche de atrás colisionó contra el mío. Un Porsche Boxter magnífico, regalo de mi novio el multimillonario productor. El mismo multimillonario que me dio la patada en el culo cuando echó en falta tres dientes y un pómulo. El mismo tipo de patada en el culo que me dio Colgate. El mismo dentífrico que ya no tenia sentido seguir usando sin dientes.


* * *


Tengo veintitres años y cinco meses y se me ha acabado el dinero ahorrado. No puedo comprar drogas, porque tengo una terrible enfermedad venerea y nadie se quiere acostar con un coño enrojecido, con bultos y pus. Ni siquiera el ano se libra de la invasión extraterrestre. Mi amigo Mac ha acampado en mi pubis, perfectamente rasurado pero sin vida social ni laboral. No tengo dinero ni siquiera para Válium. Ni siquiera para un bote de alcohol del 96 para emborracharme vilmente y sacar las fuerzas necesarias para ir al ginecólogo. A soportar la bronca de un bigotudo doctor, atisbador de coños viejos. No tengo fuerzas para soportar al pegajoso Doctor Anal Intruder. No tengo dinero para llorar y sentir lástima. No me doy pena. Una persona con pus en la entrepierna y con el síndrome de abstinencia nunca debe dar pena. Ni siquiera pensando en el posible hecho de que se corte las venas con un cuchillo de untar. No merece la pena. Era una Marilyn Monroe venida a menos. Un triste versión de una triste versión de una triste versión de YO misma intentando ser Marilyn Monroe.


* * *


Hace tres horas quemé toda mi ropa y la lancé por el balcón. Rompí todos los platos de porcelana buena contra los cuadros de las paredes. El Grito de Munch fue derribado por una Ensaladera de Combate. Aquel chico con el pene rojo de Schiele quedó hecho añicos a causa de un bombardeo de vasos Duralex sin compasión. El exprimidor de diseño, que más bien deberia llamarse Transbordador Espacial de naranjas, ha ido a parar contra la televisión de muchísimas pulgadas y muchísimo plasma. Hace dos horas he abierto el grifo de la bañera negra con patas de hierro forjado, regalo de mi queridísimo novio el Multimillonario Productor. No siento el dolor a pesar de que ando buscándolo por todos los rincones de la casa. Lo he buscado en el salón, golpeando el único pómulo que me queda con el mando a distancia. Lo he buscado en la cocina, haciendome cortes en los brazos con los cuchillos de sierra. Arañándome las perfectas tetas blanquitas (más pezón oscuro) con el rallador. Introduciendome, añorando los viejos tiempos, la cuchara de madera por el culo. Y de paso he saludado a E.T y a Kim Basinger en Mi Novia en una Extraterrestre, que ahora viven en esa zona residencial. He buscado el dolor en el cuarto de baño, pasandome el micrófono de la ducha con agua hirviendo sobre los bultos de mi debilitada vagina. Lacerando trozos de muslo con cuchillas de afeitar. Cortandome un pezón con las tijeras. Lo he buscado por todas partes y no lo encuentro. No siento el dolor, solo la sangre correosa, pegajosa sobre mis axilas y mis muslos. Mis tetas ahora parecen dos cabezas reducidas por jíbaros con caretas de spider-man.


* * *


Hace dos horas de todo eso y sigo sin encontrar el dolor. Solo en mi cerebro, que se va quedando sin sangre. Aqui sentada en esta silla. Lo único que queda de pie en esta casa. Una casa sin drogas. Miro mis brazos y solo veo venas muriendo, cartílagos, falanges. Miro mis muslos y solo veo suciedad. No he sabido aprovechar el poder de mis musculos constrictores. Soy una boa abotargada. Terriblemente bien depilada y abotargada en mi propio trono de miseria drogadíctica. He estado dos horas aquí sentada esperando ver pasar por delante de mis cansados párpados toda mi vida pero, me temo que he malgastado tanto tanto tanto tanto tanto tanto mi vida que no tengo nada que ver. Y aqui me tienes, convertida en un enorme charco de sangre por tu culpa papá. Nunca te perdonaré el suicidio y no haber compartido todo ese semen con mi boca. Yo también te amaba lo suficiente como para tragarmelo todo. Solo tenías que seguir un poco más, hasta despertarme. Un poco más hasta la superación de la verguenza. Es por tu culpa que yo haya hecho esos estúpidos anuncios mostrándote tras la television mi boca abierta y reluciente, esperando tus descargas seminales. Es por tu culpa que me esté muriendo. Por haberme hecho nacer del mismo líquido que necesitaba tragar. Es todo por tu culpa. Si estoy aquí es para olvidarte para siempre. Para no pensar más en tí. Para no pensar más en mí. Para no más Válium. Para no más Trankimazín. Para no más cocaína. Para no más anuncios. Para no más Multimillonario Productor. Para no más perlas sobre el parqué. Para no más Doctor Anal Intruder. Para no más Nissan en forma de acordeón. Para no más Yo. Estoy cansada de ser solo yo. Estoy arrepentida de no poder seguir pensando, porque no me queda casi sangre en el cuerpo. Porque me estoy muriendo. Estoy arrepentida de no poder seguir odiándote y bailando sobre tu tumba. Estoy arrepentida...

Tenía veintitres años, cinco meses y cuatro horas cuando al fín marqué mi único gran gol y se acabó la prórroga del partido de mi vida.

F I N
MEDIDOR DE IRONIA MARCA ACME

Si te he de amar
por cualquier motivo
prefiero hacerlo sin comtemplaciones,
sin reticencias,
sin ningun tipo de egolatria,
si admiracion mas alla de lo puramente humano,
sin la angustiosa fusta atravesada en la garganta de los celos,
sin medias tintas,
sin dobles interpretaciones,
sin material didactico
y sin condon.

Si te he de amar en el futuro
por cualquier motivo,
lo aceptaré sin todo lo antes dicho,
pensando que,
quizas,
se acaben de una vez los viajes por Siberia,
las madrugadas dolientes,
los rincones llorosos,
las cicatrices infumables,
las aburridas tardes de domingo,
el encefalograma plano al mediodia
y las horas perdidas matarile rileró.

Si te he de amar
lo haré como lo hacen los animales.
Puede que muera en cualquier momento
sin cumplir nada de lo que me prometi,
como nos prometemos todos en la adolescencia,
rodeados de simbolos anarquistas,
ches guevaras y psicodelias.

Puede que muera en cualquier momento,
en silencio absoluto,
pensando qué cancion es la oportuna.

Puede que muera en cualquier momento
sin conocer a las escasisimas personas
que quiero conocer.
Sin beber más absenta o por beberla,
sin tener limpia la ropa interior.

Puede que muera en cualquier momento,
aqui solo,
y la fiebre me invada
y me haga ver cosas desgarradoras:
-besos que nunca existieron.
-objetos que durante toda la vida deseé.
-Risas y complejos en carne viva.
-Un futuro lleno de dinero.
-Quizas un coma indefinido y feliz.
-Tú.

Puede que muera en cualquier momento
feliz de no haber probado el tabaco
y triste por su, cada vez más grande,
circulo vicioso.

Puede que muera en cualquier momento
sin saber tocar el piano.
Sin utilizar correctamente el Vocoder.
Sin afinar mi voz.

Puede que muera en cualquier momento
y el señor del Circulo de Lectores
piense que soy un estúpido
lleno de estúpidas excusas de colegial.

Puede que muera en cualquier momento
sin saber que ultimas palabras decir.
Deseando no haber pensado todas estas cosas
en los últimos y malgastados minutos de vida,
porque puede que muera en cualquier momento
y puede que mi último suspiro sea por tí.

Ha sonado el despertador a las nueve.
Me he mirado la barriga
y he caminado lentamente hasta el baño
para ponerme las lentillas.
Nada mas encender la television
tertulias politicas me muestran
a nuestro presidente emocionado,
secandose una lagrima con un pañuelo
lleno de victimas.
Odio el comunismo.
He abierto el frigorifico para comprobar
si existe la magia.
Vacio.
Me he puesto los pantalones grises,
los que llevo desde hace una semana,
las sandalias marrones y la camiseta ocre
con simboligia egipcia.
He lavado mis dientes y las gotas a gran presion
han salpicado mi cara
porque algo se rompio dentro del grifo.
He mirado mi pelo tras el espejo.
Deberia hacer unos retoques por aqui y por alla.
Mi pelo es una mezcla de aviador años 30 y ricky martin.
Empiezo a odiarlo.
He puesto el auricular del telefono en mi oreja
para comprobar si existe la magia.
Cortado.
He esperado sentado en el silloncito de terciopelo azul
Y justo ahi has aparecido.
Cogiendote las piernas,
mostrandome las rodillas.
y sonriendo sin querer enseñar los dientes
porque quizas tengas algo entre ellos.
Siguiente fotograma.
Mirando de soslayo por encima del hombro izquierdo
mientras un tirante negro te sujeta.
Siguiente fotograma
Sonriendo
borrosa frente al espejo.
He cabeceado a izquierda y derecha
intentando despejar mi cerebro
Lestat el vampiro me saluda desde dentro
a pesar de que nunca lo he leido.
Me he mirado las manos
puestas ordenadas delante de los ojos
tengo heridas que no se como me hice,
no recuerdo nada,
trozos de carne que faltan en un nudillo
arañazos en el dorso
Supongo que son efectos secundarios
de este extraño fin de semana.
He mirado la pulsera que antaño fue collar de mi perro.
Muerto.
He pensado en el telefono.
Nadie llama.
Noto como si mi estomago crujiera y se desenredara.
No hay nada para comer. Solo pan tostado.
Solo.
Me he levantado del silloncito de terciopelo azul
He dado unos pasos hacia delante
he pensado en cosas que hacer.
He vuelto a sentarme en el silloncito de terciopelo azul.
He mirado mis uñas.
No hay nada que comer.
¿Por que nadie llama?
No tengo dinero, ni siquiera dentro del telefono.
Me he levantado del silloncito de terciopelo azul
y me he plantado frente al espejo.
Me he lavado la cara.
He mirado el hueco de la puerta a traves del espejo.
He vuelto a sentarme mirando el techo
en el silloncito de terciopelo azul
Ahora que lo pienso: es verdoso.
Deberia hacer algo con la vida.
He visto un libro de Woody Allen a mi alcance.
Lo he cogido.
Le he dado varias vueltas.
He leido dos hojas.
Como acabar de una vez por todas con la cultura.
Sin leer, evidentemente.
Lo he cerrado.
Lo he tirado hacia la cama.
Algunas hojas se doblan, dejando al libro
en posicion siniestra.
Adolf Hitler me saluda desde otro estante.
Mein Kampf.
Lo he abierto dejando guardada la portada rota.
Gradualmente me fui percatando de que
en la prensa socialdemocrata
preponderaba el elemento judio.
Lo he cerrado.
Lo he vuelto a poner sobre la estanteria.
He notado un cambio de dimension.
Un cambio en la presion atmosferica incluso.
HE vuelto a sentarme en el sillon de terciopelo azul.
Y has vuelto a aparecer.
Llena de espuma de afeitar.
Siguiente fotograma.
Apesadumbrada sobre una cisterna de vater.
Particulas flotando sobre un ruido blanco con extraña modulacion.
Abro los ojos.
Miro a mi alrededor.
Mi barriga grita.
Me atuso el cabello y suspiro.
Respiro...
...ya empiezo a odiarme:
la magia no existe.
---
A veces llueve.
A veces muerde.
Hace tiempo quise hacer cosas contraproducentes.
Ahora voy remendando los calcetines
en que se han convertido mis ideales.
Ahora me pasan las horas por encima
mientras observo techos de escayola
buscando las juntas tapadas con aguaplast.
Hace tiempo quise encontrar a cualquier precio la felicidad.
Ahora deambulo de la cama a la silla
mientras me abanico con un diploma doblado.
Ahora recorto mi pelo pensando en todas esas caras,
que antes no estaban,
y ahora aparecen en cada arbusto,
cada arbol,
cada hueco lleno de sombras.
Hace tiempo quise ser único.
Y ahora sigo sin ser nada.
Hace tìempo que vengo notando
cierta tirantez entre yo
y
Yo.
Supongo que se trata
por el hecho de ser Septiembre.
Todos hemos de:
adelgazar.
Meter nuevas secciones.
Despeinar.
Pensar en hacer cosas.
"nuestras cosas".
"nuestros macarrones blancos".
Hoy he muerto por enesima vez,
ha sido esta tarde,
cuando me he dado cuenta de que
la gente que vive como si no hubiera "mañana"
es la que verdaderamente dice cosas
Interesantes.
(Pasapalabra)
Lo peor de la muerte es cuando resucitas
rodeado de plumas rosas y sacos de cocaina.
Lo peor del coma etilico es cuando abres las pestañas
y familiares sonrientes lloran sobre tus lagrimas de estrella mediatica.
Lo peor del cancer es cuando la piel se vuelve esparto
y los ojos uvas pasas.
Quiero ser un virus informatico llamado Hitler
para invertir las consecuencias de la falta de destino.
Quien sabe si definitivamente muertos
no estaremos más vivos...
no estais hechos para compartir mi vida
no estais hechos para mis silencios
no estais hechos para mi
hambriento/desesperado
bebiendo/aparentando
no estais hechos para los perros nazis
no estais hechos para los indeseables
no estais hechos para mi
dobermann celoso de si mismo/chorizo criollo cuasi primogenito.
De ninguna de las maneras,
mientras se os consumen los cigaretten,
no estais hechos para mi.
Lo peor es la cara de mi vecina.
lo peor es la muerte prematura.
lo peor es la falta de dinero.
lo peor es la superacion del dolor.
lo peor es beber demasiado.
lo peor es andar mirando al cielo.
lo peor es preguntar calles.
lo peor es el zapato que se traba.
lo peor es la gente
Animado para la desilusion
Ataviado para el odio
Sentado en el suelo paritorio
Esnifando celulas salteadas de oxigeno
butano
excipientes
narcoticos
y papel de vater
todo lleno de papel de vater
Todas las cosas se van superponiendo
como una carrera de galgos
con liebre de plastico inclusive.
Como infinitas torres gemelas
cayendo y cayendo con voz en off
"oh my god oh my god".
Todo se superpone. Incluso la ansiedad.
Ahora que ya no hay guerra en la tele patrocinada, voy a hablar de guerra:

la guerra es el opio de los republicanos
tras haber quemado los campos de amapolas de Afganistan.
ahora arden pozos de petroleo
como talibanes en celo estrellandose en ala delta.
ahora llueven misiles inteligentes
de apellido "aliados" sobre una ciudad enorme
como bellotas cayendo de la encina de dios.
ahora los pequeños niños moros llaman al mal "americano",
ahora los mercados explotan y no por altos precios.
ahora en el "primer mundo" la gente se echa a la calle
a protestar como hormigas buscando pan.
ahora los helicopteros son derribados por 15 mil dolares.
ahora nuestro gobierno es "humanitariamente" guerrero.
ahora nuestra ministra dice que la gasolina bajará.
ahora no tengo coche.
ahora la tele es un continuo reality show barato.
ahora es cuando cargan fusiles entre desiertos de moros muertos.
ahora es cuando se vuelve a llevar la ropa de camuflaje
y las papá levante hip-hopean encima de sus tacones.
ahora es cuando están a punto de llover bombas nucleares.
ahora es cuando el malo le cuenta al bueno antes de matarlo
sus planes desde el principio de la pelicula.
ahora es cuando la matan.
ahora salen los creditos con una cancion de linkin park.
productor ejecutivo george w bush
...ahora es cuando se escucha la respiracion de darth vader.
ahora es cuando miras al cielo e intentas abrir la boca
para tragar ese enorme misil que cae por error encima de tu cabeza.
Eres parte del vocabulario de la guerra:
Daño Colateral.

Ahora es cuando empiezas a ver la guerra desde la tribuna,
sentado sobre las ruinas del muro de berlin,
comiendo palomitas de colores junto a los colegas churchill,
hitler, lenin, franco, gandhi, madre teresa, jesus puente,
river phoenix, ostra, napoleon, himmler, nietzsche, jesucristo,
von braun, lola flores y cleopatra.


Ostra, yo.


Hay veces que, mientras las lentillas se me nublan hacia una ceguera irremediable, creo traspasar paredes, el olfato se me agudiza cual mono de feria manco, la lengua se pega al paladar surcado por un angel y mi cabeza vaga, unida al cuello por un hilo de plata, de aqui para alla, picoteando en los brazos del incredulo pasar del tiempo.
Hay veces que divago, me humedezco y digo cosas que no son.
Bukowski no murió el mismo año de mi nacimiento.
Bukowski no murió el mismo año del nacimiento de Naranjito.
Bukowski murió en 1994.
A PROPOSITO DE HENRY

Hace muchos años en un pais muy lejano vivió una persona a la que llamaron Charles Bukowski. Gustaba de beber alcohol, ir a las carreras de caballos y ganar, fumar, escribir al borde de la semiinconsciencia, y hacerse fotos junto a mujeres desnudas mientras acariciábales la vagina. Ese hombre murió el mismo año que yo nació, el mismo año que nació Naranjito y ahora mismo no es más que "un canasto lleno de leña seca"




Aire y luz y tiempo y espacio.

"sabes, yo tenia una familia, un trabajo, algo
siempre estaba
en el medio
pero ahora
vendi mi casa, encontre este
lugar, un estudio amplio, deberias ver el espacio y
la LUZ,
por primera vez en mi vida voy a tener un lugar
y el tiempo para
CREAR"
no, nene, si vas a crear
vas a crear trabajando
16 horas por dia en una mina de carbon
o
vas a crear en una piecita con 3 chicos
mientras estas
desocupado,
vas a crear aunque te falte parte de tu mente y de
tu cuerpo,
vas a crear ciego
mutilado
loco,
vas a crear con un gato trepando por tu
espalda mientras
la ciudad entera tiembla en terremotos, bombardeos,
inundaciones y fuego.
nene, aire y luz y tiempo y espacio
no tienen nada que ver con esto
y no crean nada,
excepto quizas una vida mas larga para encontrar
nuevas excusas.

Bukowski.

Cagarme en dios voy a tener que.
Como no se vuelva a ver esto bien.
"Voy a regalarte una mierda, una mierda con trocitos de alegría. Una de esas totalmente redonda e hinchada y hermosota; de las que reflejan el arcoiris por ambos costados. Voy a mandártela volando, resbalando por el aire, deslizándose poco a poco. Prometo soplar muy fuerte para que te llegue.. pero lleva cuidado, que se rompen enseguida." Tribute.
me veo desnudo, núo,
mareado,
arropado por un año capicúa
que ha pasado sin tón ni són.
malgastado por discusiones sobre el muro
calentito dentro de confortables vaginas inanimadas.
me veo desnudo cuando ando sólo por la calle
a pesar de llevar pantalones de pana en verano
las botas sucias y alguna camisa.
me veo desnudo pero agraciado.
desnudo pero cardiaco.
desnudo pero tomado en cuenta.
desnudo pero refugiado entre dunas plateadas
de tersos senos apuntando a dios.
Desnudo pero calentito.

Ostra, blah blah blah, yo.
no hago más que mirar fotos
y soñar tonterias.
más que comer
y quedarme dormido.
más que pensar en las cosas que podrían haber sido.
más que pensar "si la muerte le hubiera llegado a otro cuerpo".
más que pensar y esconder.
más que pensar y sonreir.
más que pensar y beber.
más que pensar y lijar.
más que pensar y pensar.
más que pensar y pensar.
No hago otra cosa que pensar en mí.

Ostra mitad julio 2764
ESCRITURA DESVOCADA (en la cocina del lord diputado)


hay personas que estan vivas
dentro de sus cortezas rancias

(sin poder verte
intento pensar)

donde escondes la furia
donde escondes el dinero
donde escondes el llanto
donde escondes la caja de galletas
todo
Paralelamente a una vida monotona
paralelamente a un amanecer nublado
paralelamente a un coche ardiendo
intento encontrarte
paralelamente a una masacre autodestructiva

sin poder perder la vida
debo encontrarte entre paja
debo asirte como palabra de crucigrama
debo amarte como anémona enquistada

sin poder morirme
debo abrazarte como manguera de bombero
debo acariciarte como pluma de cuervo, así,
debo llorarte como victoria de samotracia
como cuenco dorado y vertiginoso
como azucena clavada en marmol blanco
como jirones de carne roja cosida
como dientes afilados desgarran mi nombre
como azules purpureos sobre mi vista
como dioses francotiradores apostados en la aduana...
en tu aduana.

Sin razon,
hace tiempo que quise llorar
olvidé tu nombre vitalicio
olvidé tus ganas mis ganas
olvidé la metonimia
la encarcelacion de recuerdos ajenos.

Nadie puede
nadie debe
nadie merece salvarse

es mi herida la que permanece peremne
es mi herida la que permanece abierta
es mi herida la que te echa de menos
es mi herida la que canta esta cancion
rodeada de miserabilis hommes
es mi herida la que grita hasta tí
es mi herida la que sabe que venció
es mi herida la que arde entre ventriculos anegados
es mi herida la que inunda bocas
es mi herida la que se empapa de alcohol
es mi herida la que rie
si
veo el calor aproximarse
con sus tipicos pasos de dos en dos
y sus trescientas lenguas viperinas
remontando vuelos kamikazes
veo el calor de un fuego inventado
por millones de personas carentes de almas
carentes de sentimientos
carentes de recuerdos verdaderos
carentes de inteligencia
carentes de valor
como yo

es el fuego de este ejercito de cerillas apagadas
el que ilumina mi herida
por las minas de mi moria imaginaria.

es el fuego de esta perorata incongruente
el que calienta mis dientes astillados,
mi sonrisa extravagante
mi cuello poseido por una enfermedad venerea
mi ojo derecho enclaustrado
mi cerebro roto,
como miles de cuerpos desnudos tabicandose todos sus agujeros al unisono.

Es el fuego el que me mata y hace que dance
esperandote
aun pensando que algun dia vendrás,
pánfilo de mí...

(necesito un hueco oscuro y calentito
sobre el que depositar mi alma,
mi soledad certificada,
mi carencia de control,
mi fea cara,
mis noches en vela,
mis pies inodoros
y mi esperma)


Ostra, junio,2003
Estoy cansado de ser el pequeño
de ser menospreciado
de tener que sonreir
de tener que poner cara de borracho
de ver la increible falta de talento
de aguantar y aguantar y aguantar y aguantar
de los errores de la familia
de tener que salir a la calle
de tener que beber para poder hablar
de que no pare nunca de morirse mi perro
de la bicicleta
de la biblioteca
de internet:
de lo artista que son todos desde los sillones de sus casas,
lanzando teorias sin practica
escuchando su equipo de sonido de 150 euros
comiendo filipinos blancos con horchata
con la batita de cuadros y las babuchas de andar por casa
con sus papás felizmente separados
dandoles dineritos frescos "para tus gastos hijito"
sus mascotas llamadas Night, Become, Zero o Jack Lupino
sus cajitas de pinturas al oleo y sus pinceles caros
sus ropitas anchas y negras amontonadas
al lado de sus Reef ultimo modelo en stock
sus pulseritas de pinchitos de colorines descansando en la comoda
junto a fotos de Marilyn Manson, him, Nick Nolte e Ivan Drago
y sus juguetitos japoneses molones
saludando con cara de imbecil muerto
al lado de libros y libros de Poe, King, Welsh.
Estoy cansado de la modernidad
de las zapatillas aerodinamicas
del techno happy frances
de las trenzas de colores
de los ratones al hombro y tangas por fuera.
Si, amiguitos y amiguitas,
os sodomizaria gustosamente
si no me quedara verguenza ajena para enrojecer, porque,
estoy realmente cansado de ser de la misma especie animal
que el resto de mis congeneres.
Estoy cansado incluso de desear levantar la patita para mear
y ser un perro albino.
Estoy cansado de todo, creanme
incluso de teclear, autómata,
de comer carne,
de tener que limpiar mi cuerpo tan a menudo,
no puedo aun creer que mi especie sea tan guarra
y ponga cara de asco en los sex shops fetichistas.
Estoy cansado de los solos de guitarra melenuda
de los gordos de cintura para arriba
de los putos pueblerinos anodinos e ignorantes
que piensan que son mejor que yo
solo por saber conducir,
tener hijos,
un huerto,
doble residencia,
cuenta bancaria llena de hortalizas,
zapatos de esparto
y maletas de piel de platano.
¡De esos si que estoy cansado!
Que alguien se apiade de mi alma,
me soporte hasta que muera,
intente sobrellevarlo lo mejor posible,
porque,
no hay momento para cambiar a estas alturas de la pelicula,
no hay tiempo de aprender idiomas
no es sitio de explicacion que llevan al vertedero,
no-hay-salvación-posible.


Ostra a ultimos de junio de 1875





el verano esta a punto de llegar.
el calor se asoma por las ventanas,
el hielo derrite momentos felices para siempre.
el verano esta a punto de llegar,
¿donde estaremos para entonces?

luego el invierno abrirá la presa del agua.
el frio explorará medulas oseas ajenas,
el fuego convertirá estancos en estancias.
el invierno abrirá la presa
y dónde estaremos...

todo esto no deberia estar pasando,
nunca he tenido unos sentimientos
tan imposibles y ensordecedores.
Continuo asustado del mundo
que lo rodea todo.

Está oscuro,
el arbusto seco en que se ha convertido el cielo
descarga sus hojas secas sobre mi rostro.
Leones hambrientos de las paredes
lloran desconsolados.
lagrimas rojas y lacerantes.
Estoy desnudo,
acorralado y desnudo.
He matado a la musa
para reunirme contigo
en el inframundo de mi subconsciencia.
Me siento sucio pero terriblemente bien.
¿Vendrás?

Ostra, 18 de junio del año del emperador.
cuando no bebo,
todo es tan sublime y unidireccional
que me supera.

cuando no bebo,
me siento galgo afgano
en un concurso de eructos.
cuando no bebo,
mi mirada pesa,
mis manos no salen de los bolsillos,
mi cabello no deja de levantarse en rebelion,
mis dientes atropellan con sus bólidos nacarados.

cuando no bebo,
mi anti-ego me devora
mi cerebro se convierte en una carta del tarot
mi cara se inunda de tics parlamentarios
mis brazos se llenan de cortes...

cuando no bebo,
mis necesidades se multiplican
mis dedos son deformes gusanos rollo Poe
mis lentillas cobran vida,
mi perro me olisquea desde otra dimension...

Deberiais observarme,
desde que mi perro ha muerto
bebo para no pensar en él
y pienso en él para no beber demasiado.

Ostra , 13 de junio de 1987
"Quizás si te quitas las bragas y las mojas en el café, me sienta mejor"
Henry Miller

A veces siento que he esnifado demasiado pegamento en mi vida
que he tragado mucho disolvente sin darme cuenta
y me he transformado en un bicho con caparazon quitinoso
estilo mimic pero sin metros ni tranvias.
Que necesita la oscuridad para vivir, si
pero que no necesita comer transeuntes neoyorkinos.
Lo mio es el autismo de riesgo,
el antisocialismo apolítico.
Al fin y al cabo,
como bien dijo Aimerynth
"todos somos Gregorio Samsa"

Dedicado a la memoria de mi perro quitinoso, hoy, dia 15 de mayo del 2003
A veces me caigo de mi burro imaginario
y mis dientes imaginarios rechinan
contra adoquines imaginarios
mientras pienso en un ser imaginario
que me ha robado la imaginacion
y la cordura de ser diablo y juez,
la ambivalencia de ser flor y nata
lluvia fina y caja de palillos.

He sido victima de un ultraje,
uno mas,
el mas antiguo de todos los trabajos.
He sido victima de mi propia violacion imaginaria.
ME he violado continuamente durante tres años
y acabo de darme cuenta.

Chicoostra a finales de lo que he puesto en el post de abajo
Es una putada que existiendo la clase de gente que todos sabemos que existe, se tenga que morir mi perro. Mi Perro. M-I-O-M-U-E-R-T-O.
Es una putada que cada vez que vea un perro tenga que acordarme de Mi Perro Muerto. perromuertoperromuertoperromuertoperromuerto.
Que les den por el mismisimo culo a todos los cadaveres iraquies y a todos los cadaveres de todas las guerras mundiales pero, que no me toquen a Mi Perro.

Chicoostra 10 de ABril de 1001
Mucha gente tiene ciertas preferencias a la hora de trabajar o realizar cualquier tarea.
Es curioso que para escribir casi siempre necesito que sea de noche (y a poder ser, haber cenado).
Ahora mismo son las 2:45 de esta madrugada de martes a miercoles
y he puesto el random en el musicmatch jukebox con 111 canciones en mp3.
Solo una cosa asi justificaria estar escuchando Akuna Matata (en ingles),
la sintonia de la Twentieth Century Fox
y la version de Maldito Duende que hizo Raphael hace unos años.
He de decir que se que este momento no es el apropiado para escribir nada decente,
puesto que no tengo nada nuevo que contar,
o al menos eso es lo que me empeño en creer durante tanto tiempo.
Pero para escribir unas cuantas lineas sin emocion,
motivo o causas
siempre existe este tipo de hora y este tipo de dia,
cansado de leer,
cansado de ver telebasura,
cansado de comer mandarinas, c
ansado de beber cocacola fria
y cansado de no tener sueño.
Hace cosa de dos años que mi metabolismo está cambiando de manera notable
y todo es debido (segun creo yo) al horario que me autoimpongo sin darme cuenta (o debido a las circunstancias).
No hay dia que no me acueste antes de las 3 de la mañana
(tu preferiste otra copa que ofrecian por ahi...me vienen los rodriguez)
igual que no hay dia que salte la alarma en mi reloj biologico antes de las 12 y media del mediodia.
Algunos dias por la noche, es decir, algunas noches,
pienso en ponerle remedio al asunto y encender el despertador para levantarme a las diez
e ir al taller a pintar esos dos cuadros que tengo empezados pero,
solo he conseguido mis propositos dos dias en lo que va de año.
Resumiendo, mis mañanas no existen,
por las tardes trabajo haciendo muebles o vigas de madera
y por la noche pierdo el tiempo en el sillon,
bebiendo cocacola,
viendo telebasura y leyendo trozos del Ecce Homo de Nietzsche en los intermedios.
Una vida demasiado sedentaria, si, lo reconozco.
Como tambien he de reconocer que no me gusta en absoluto aunque haga poco para remediarlo.
Llegan momentos que pienso que es solo una etapa mas,
de tantas etapas que he pasado (como cuando chateaba y navegaba hasta el amanecer)
y pasaré a lo largo de esta asqueroso puerto de montaña en que se ha convertido mi vida.
Tengo ganas de llegar a la cima para otear el horizonte
y saber por lo menos si vivo en alguna costa
o en el pais de nunca jamas rodeado de yonkis alados.
Pero el problema es que no se si la bicicleta sobre la que me mantengo a la deriva de cualquier cosa
va cuesta arriba
o todo lo contrario.
Puede que llegue al fondo de nuevo
y en vez de morirse mi perro se muera mi padre
o caiga de una vez en el esofago agrietado de la cocaina
o cualquier memez por el estilo.
Todo es posible y más en la vida de alguien como el que escribe,
que no es que sea gafe, es,
simplemente,
que toda la maldad del mundo recae sobre él directa o indirectamente.
"Poseia aquella divina maldad sin la cual no puedo concebir la perfeccion" dijo nietzsche un par de veces.
Quiza no ande muy desencaminado
pero lo que está realmente claro es que Mc Hammer
tenia razon con aquello de "U can´t touch this" me refiera a lo que me refiera
(que ni yo mismo lo tengo claro).
Sin nada mas que decir,
con las lentillas nublandose por momentos,
los pies descalzos sobre el subwoffer regalado,
el labio mordisqueado
y el estomago revuelto como siempre,
buenas noches.

Chicoostra 4 de abril de 1902
Hoy es viernes 4 de abril del año 2003. Parece mentira como pasa el tiempo. Hace diez u once años estaba en la gran explanada de tierra amarilla llena de ladrillos y de obras junto al guadalquvir, que poco despues pasaria a ser La Expo. Realmente el tiempo pasa y nunca se detiene, ni siquiera un dia. Cada dia es totalmente otro siguiente y ya se que estas cosas las han dicho 28258 millones de personas antes pero, realmente no nos damos cuenta del caracter efimero de la existencia vital. Si fuesemos conscientes del paso del tiempo dia a dia, seriamos seres oscuros y silenciosos a todas horas y situaciones. La verdad es que mi doble personalidad está bastante diferenciada, lo que pasa que me costaria mucho explicarlo ahora mismo aun si no tuviera tiempo limite.
El otro dia vi Cube 2 : hipercube, y es una pelicula que si no la hubiesen hecho mejor. Una muy mala explicacion de la posibilidad de una cuarta dimension. Mas bien yo diria, una regular explicacion de una dimension -1.
Pero tambien tenemos que tener en cuenta que si estamos leyendo esto (quizas solo estoy) es porque somos unos afortunados y no somos el niño iraqui del telediario de esta mañana, que un tipo levantaba por un brazo, muerto, y metia en el remolque de un camion rodeado de bigotes y cadaveres.

Informacion gratuita del dia: Articulo 15 de la Constitucion. "Todos tienen derecho a la vida y a la intregridad fisica y moral, sin que, en ningun caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra".


Chicoostra a 4 de abril de 1976
Cada dia estoy mas seguro. Cuando me muera me despertaré en un bar familiar abandonado de un pueblo de Wisconsin. Si no va a ser asi, ¿de que otra forma será?
No tendria ningun sentido que no fuera como yo quisiera. Para eso es mi vida y mi muerte. Para eso son mis huesos y mis almas. Tengo varias.

Chicoostra 30 de marzo de 1976
Me estoy haciendo unos lios de la hostia para poner el puto link del puto foro de mierda con cuatro pelagatos diciendo tonterias. Dios se apiade de mi escasa alma.
http://boards.melodysoft.com/chicoostra
ultimamente mis preferencias van mutando dentro de su burbujeante estado de trauma causado o causante (quien sabe) por algo desconocido.
un saludo para Aimerynth , la cual ha incluido este zafio experimento llamado CHICOOSTRA's Blog en su Blog, valga la redundancia.
http://aimerynth.blogspot.com


Chicoostra 25 de marzo de 1970 (fun fun fun)
Es curioso que cuanto mas escribo, menos pierdo la nocion del tiempo y mas cuenta me doy de estar haciendolo.

Chicoostra, 23 marzo 1987
la guerra del vietnam esta me importa verdaderamente lo mismo que una mierda de perro. Si mueren miles de niños que pasa, ya lo hacen en Africa a diario. "Ademés", nunca los voy a conocer en vida, ¿por que preocuparme de su muerte? Que le den por culo al Amazonas si yo nunca voy a ir de vacaciones. Siempre intento usar el desodorante que más contamine para agujerear lo maximo posible la capa de ozono. Cuando yo me muera no quiero que quede el mundo limpio para otra generacion de seres raquiticos y cabezones. Es mi unica ley malgastar litros y litros de agua al bañarme en la bañera. Lo haga o no, se muere la gente de sed igual. Tiro todos los bordes del pan bimbo a la basura sin darselo a los pajaros ni a Acnur. Que se erosionen y ensucien de humo de camion todos los monumentos del mundo. Cuando yo me muera me importará un cojon que haya que ir con mascarillas por la calle, que no quede casi agua y que el petroleo esté en los museos. Me importaran una mierda mis hijos y familiares porque estaré muerto como una piedra o un trozo de pastel de queso azul. No me importareis ninguno de vosotros porque no tendré consciencia de mi mismo ni memoria para acordarme de los buenos momentos. En definitiva : cuando me muera que me den y os den mucho por culo.

Chicoostra 23 de marzo de 2003
me voy a la feria del azulejo



chicoostra 7 de Marzo de 1987
http://boards.melodysoft.com/chicoostra
La habitación estaba oscura y no iba a ser menos en ese día, lleno de oscuridades por todos
los rincones, y no solo los de la casa. Sobre la cama, desordenada, sucia, maloliente y
mohosa, que gobernaba el rincón derecho, yacía el antaño extraordinario cuerpecito de Cindy, desmembrado, ensangrentado y de un amarillo macilento como los girasoles
de Van Gogh.
Él no había tenido ningún tipo de prisa a la hora de darle muerte. Dolorosa y lenta muerte, aquella mañana del mes de Mayo.
Se había regocijado metiendo imperdibles recalentados y huntados en vinagre por debajo de sus uñas, después de quitarle con acetona y algodón el esmalte morado brillante que tenía de la noche anterior. Había disfrutado como un enano rajandole las uñas con una cuchilla de afeitar integrada en un soporte carcelario, para después, con gran sonrisa húmeda, arrancarle trozo a trozo los pedazos astillados que habían quedado incrustrados en la vinagrosa carne al rojo vivo de la parte interior.
El día anterior, había comprado en un hipermercado dos metros de soga áspera y rígida para las labores de atado y asentamiento, como él insistía en llamarlas."La premeditación es el primer punto a favor del partido que irremediablemente voy a ganar", solía decirse todas las mañanas al levantarse y afeitarse el escaso bello facial que le afanaba en salir delante del espejo, el mismo espejo que al minuto siguiente, era presente de sus siempre presentes lavabos exhaustivos de cara, manos y cuello, con loción y crema hidratante para posibles poros descarriados.
Y tenía razón , una vez más y como siempre. Si no fuera por los dos metros bien despachados de soga áspera y rígida, no hubiera sido posible realizar todo lo que esa tarde-noche-mañana se logró realizar, para éxtasis y buena templanza del autor.

chicoostra 28 febrero de 1959
Siempre habrá gente que intente beneficiarse o vanagloriarse de las personas,
como siempre habrán cables de colores colgando de las fachadas a medio pintar.
Siempre habrá gentuza dispuesta a mentir y a darlo todo por un trozo de vagina
igual que siempre habrá pan recien hecho en las gasolineras a medianoche.
Siempre habrán individuos organizados para parecer cosas que no son,
y nunca llevar a la práctica sus teorías
igual que siempre habrán plantaciones de patatas y tomates dipuestas en simétricas filas.
Siempre habrá escoria rodeada de groupies multicolores babeantes y sumisas
igual que siempre habrán millones de perros tuertos abandonados en la autovía.
Siempre habrá algún desecho de vida malcriada procurando ser sencillamente bello
igual que siempre habrá perdón en el falso techo del mundo tras la muerte.
.
Me temo que me dí cuenta de todo.
.
Nunca habrá gente dispuesta a estrechar manos ensangrentadas
igual que nunca habrán colibríes tenores.
Nunca habrá pieles masticadas por los dientes de la autocomplacencia
igual que nunca habrán enredaderas olorosas con las que evadirte.
Nunca habrá verdadero perdón mas allá del engaño
igual que nunca habrán flores perfectas con las que pintar pesadillas.
Nunca habrá reclamo de aquello que nos hace eternos y distintos
igual que nunca habrán cornetas doradas anunciando mi llegada a ningún sitio.
Nunca habrá nadie dispuesto a morir por tí
igual que nunca habrá pintura con la que tapar todas esas nimiedades enlatadas.
.
Me temo que me dí cuenta de todo,
demasiado pronto.
.
Necesitas tiempo para asimilar tanta falta de destino,
lo dejaste olvidado en el tercer cajón
cerrado con llave
de mi mesilla.
Sobre la que reposa mi juego de ganzúas
para abrirlo todo.
Para abrirlo todo demasiado pronto.
Tras tu primera escapada.
.
Me temo que me dí cuenta de todo:
Demasiado tarde para buscar tu salvación.
.
Nunca es el momento para hacer nada de lo que estás pensando,
eres el personaje que siempre llega entra tarde en la estación,
el engendro desdibujado que maximiza sus errores,
el aprendíz de Alter Ego
que se quedó en el capítulo de Bebedor de cervezas.
.
Me temo que me dí cuenta de todo.
Nunca es tu momento:
Es demasiado tarde para suicidarte.
.
Teme por tí.


chicoostra 28 febrero 1960
CARLOS
Harto de todo decide quemar la gasolinera donde lleva un año y medio trabajando para Mario Alvarez. En plan consiste en fabricar un lanzagranadas rudimentario con el que poder lanzar a media distancia una pelota de tenis envuelta en llamas. El lunes tiene turno de noche y de doce a seis de la madrugada está completamente solo en la estacion de servicio. A las dos de la mañana empezaría la misión apagando todas las luces del establecimiento para que ningún cliente inoportuno metiera la pata. Después llenaría el deposito de su coche hasta arriba para poder huir bien lejos. Robaria el dinero de la caja y varios cuchillos y vaciaria en el asiento trasero de su coche todas las existencias de patatas fritas, bollos, patés, bacon ahumado, chicles y golosinas varias. El maletero estaria destinado para las bebidas: cerveza, vino,agua, cocacola y refresco de naranja. Por si mas adelante fuera necesario, llenaria una garrafa de gasolina y la depositaria en los pies del asiento del copiloto.(Todo ello guantes mediante).Acto seguido rociaria con gasolina super (la más cara) todos los surtidores, el interior de la tienda y el suelo de la gasolinera en sí. Ahora es cuando se largaria en su coche lleno de mercancía por la carretera secundaria que subia por la colina de enfrente desde la cual, preparar la pelota de tenis y el lanzagranadas casero, fabricado con una bombona de camping-gas con su respectivo dosificador y tubo, un tubo de acero de metro y medio de largo y una válvula para dejar escapar el gas instantáneamente. Una vez destruida la gasolinera conduciria hasta la habitación de hotel que habia reservado un dia antes, donde pasaria el resto de la explosiva noche afeitándose la cabeza y la barba que se habia dejado meses antes para cubrir su rostro, duchándose para eliminar olores delatores, comiendo algo para reponer fuerzas y durmiendo.Por la mañana temprano conduciria hasta el refugio que habia construido en mitad del bosque ( a 300 kms de la gasolinera) con maderas, ramas y piedras.Alli pasaria una semana comiendo de las provisiones robadas en la estacion de servicio.Cuando el pelo le hubiera crecido hasta la medida normal, escaparia del refugio no sin antes quemar las ropas viejas y vestirse con la nueva ropa de surfero modernito que habia adquirido semanas antes de llevar a cabo el plan. Aquí acaba el capitulo cero, osea el prologo.
El capitulo comienza cuando Carlos sale de su casa cargado con una mochila de ropa nueva, el lanzagranadas casero, todo el dinero disponible en su cuenta bancaria y lo deposita en el Mercedes ranchera color gris metalizado de segunda mano. Son las once en punto de una calurosa noche del mes de septiembre, pronto empezaran las lluvias. Se dirige directo a la gasolinera puesto que posee una copia de las llaves. La gasolinera se encuentra en una carretera secundaria entre dos pueblos pequeños del norte de España. Está rodeada de pequeñas colinas y en mitad de una curva, con lo cual nadie puede ver como se prepara el atentado.Antes de la escena de la preparación del atentado, hacer que varios clientes lleguen a la gasolinera y haya algun que otro dialogo interesante. Luego la explosion y la huida a toda velocidad. Hacer que en un despiste pierda un poco el control del coche y esté a punto de salirse de la carretera. Después comentar un poco el escenario del hotel barato y cochambroso y un dialogo con la recepcionista gorda cuarentona. A continuación la escena de la habitación y se queda dormido. Sueña con que la policia irrumpe en casa de sus padres y lo arrestan por hacer volar una gasolinera con el dueño dentro. Se despierta sobresaltado y se pira al refugio. Comentar un poco su forma de vida durante esa semana hasta que se cambia de ropa y se sube al coche, donde termina el capitulo. Si todo te gusta es que eres un puto genio. Si te da asco, no te preocupes, es lo normal. Pero no pares nunca hasta al menos acabar el capitulo,. luego ya se te ocurrirá algo para el siguiente capitulo. Recuerda que TU eres DIOS.

chicoostra febrero 28 de 1987
La verdad es que no te entiendo en absoluto.
¿quien quiere trabajar?
yo no quiero un bmw ni un portatil pentium IV.
Me conformo con un poco de salsa de queso azul,
una botella de vino y una bicicleta blanca roja y negra.
Sabiendo lo que se sobre el sistema de valores actual,
me conformo con las versiones a piano de Trent Reznor
la voz de Jim Morrison y las letras de Bukowski.
No me hacen falta dioses ahora mismo
ni cerveza con gaseosa
ni amaneceres en autorreverse.
Por algo será que los rios nunca se detienen en su marcha constante.
no quiero pertenecer a una generacion subterranea
con fliers como estandarte.
Si quieres drogarte, usa la coca.
Si tienes hambre, come carne.
Nunca han habido ni habran mas opciones porque,
como dijo alguien,
la mejor idea es la primera que se piensa.

Simplemente por el hecho de existir
deberian hacer prueba de acceso.


chicoostra 28 febrero 1961
Hay momentos que no quiero que acaben.
como cuando te huelo,
como cuando manoseo tu culo por debajo del pantalon
poniendote bien las braguitas.
Hay momentos que siempre llegan.
como cuando te acorralo contra las cuerdas.
como cuando tardo una media de siete segundos
en desabrocharte el sujetador.
Hay momentos en los que mirar para abajo
es todo un festín de dios.
como cuando cierras la puerta y te abro la cremallera.
como cuando se deslizan pierna abajo mis deseos
mientras se escuchan voces tras la puerta.
La gente que dice que le parece sexy una mujer fumando
es porque no te han visto quitar camisetas,
no te han visto peinarte frente al espejo
perlada de sudor.
¿quien necesita un cigarrillo,
cuando puedo dormir apoyado en tus tetas
meciendome al compas de los latidos de tu rosa corazon?
Seria de estupidos llenar de humo los pulmones
cuando quiero llenarlos de tus piernas-piel-de-gallina
como un tapete de poker.
Ahora que llega el buen tiempo,
digo que el unico pecado es la estupidez.
Porque ¿quien necesita algo más
teniendo la curvatura de tu espalda entre las manos?
Yo solo necesito ver tu sombra acuclillada en mi pared,
verte en posicion fetal, con la sabana por encima de la cintura,
cuando me levante a beber agua.
Solo necesito ver como te quitas los calcetines
como arqueas los brazos hacia atras para rascarte la espalda
como bostezas para ver tus costillas.
Solo necesito meter el dedo en el hueco de tu clavicula
dormir pegado a tu cuello salomónico
oler tu axila buscando cobijo de perro.
Solo necesito lamer tus piernas como pez buscando agua desesperadamente, para abrir mi vida.
recorrerte con la nariz sin cadillac ni destino
en busca de mis chakras olvidados.

Solo necesito un poco de levedad,
ante todas estas cosas
dios se podria haber molestado en existir.

chicoostra 28 febrero 1978
Jodete si tienes treinta y tres años
y neesitas otra liposuccion.
Jodete si necesitas tener los pelos de colores.
Jodete si tus pantalones nunca son suficientemente anchos.
Jodete si eres un caracol mochilero con la casa vacia.
Jodete si para ser tu mismo tienes que aspaventar tus manos.
Jodete si tu cerebro se ha convertido en una carretera desertica
de no mas de ocho millas.
Jodete si tus cubatas valen cinco euros.
Jodete si no puedes salir a la calle sin esa estupida pulsera de pinchos.
Jodete si te has gastado cien euros
en unas gafas de sol registradas.
Jodete si conoces grupos que no salen en el mondo sonoro.
Jodete si tienes la coleccion completa de calzoncillos usados por Jhonny Knoxville.
Jodete si lees literatura vanguardista y haces oes con canutos.
Jodete si has visto la version de El almuerzo desnudo de David Lynch.
Jodete si te crees el cantante de los Strokes con las piernas de Paulina Rubio.
Jodete si conoces todos los bares alternativos del carmen.
Jodete si compras condones en La Condoneria.
Jodete si comes en La Cañameria.
Jodete si tu vida se ha convertido en un resguardo visa oro,
que yo me quedo aqui,
en la mesa mas oscura del So What comiendome las uñas
y pensando en todas las chicas que conozco y me gustaria desnudar.


chicoostra 28 febrero 1967
Hay un libro bastante bueno que se llama bastante raro pululando por ahi. Se llama 11'99 Euros. ¿A que nadie sabe que la palabra felicidad está registrada por Nestlé y que Pepsi quiso registrar el color azul como propio? El mundo se mira al ombligo. Es curioso que nosotros, (seres pluricelulares, tridimensionales y con bastantes carencias como animales) que caminamos sobre un pedrusco que a su vez gira indefinidamente sobre un vacio universal, intentemos parecer dioses. No deja de ser tremendamente irrisorio. Despues de estos escasos dos mil años al menos Dios se podia haber tomado la molestia de existir.

CHicoostra 25 del Temible Febrero de 1945
Qué risa

Menuda mierda, he creado un foro para esta pagina pero ahora no se como linkearlo. De todos modos, esta es la direccion (dita sea):
http://boards.melodysoft.com/chicoostra


El que nace tonto muere tonto
He aqui el foro


A veces, las cosas mas insignificantes como los rotuladores fluorescentes o las tachuelas de los sillones antiguos me hacen sentir bien. Como los helados con bolas derretidas. Me niego a ser un Amelie más en el mundo de Amelies de este pais. Lástima que le pusieran nombre, cara, cuerpo y manos a esa sensacion tan bonita de sentirte unico hacedor. Una verdadera lastima-vuelva-camiones. Que conste que yo se decir y digo: coño, polla, mierda, mojón, vomitar, hijo de puta, cerdo, puta, ostias, fifino, joder, muerte, dios, varices, gorda, asqueroso, de mierda, nazi, racista, judio, cabron, animal, molusco, soso, amargado, sidoso, pamplinas y nefasto.


Chicoostra , 22 de Mierdafebrero de 1982
Sí a la guerra (por decir algo)



Canción aparecida en el Cancionero "Himnos y Canciones" de 1942. Con la letra de Dionisio J. Negueruela y música de Aurelio González, define perfectamente a toda la juventud falangista.

+ + +

Somos los flechas la guardia del mañana,
que en los luceros su puesto tienen ya.
Los camaradas caídos nos esperan;
el santo y seña, Falange nos lo da.

¡Arriba! ¡Arriba España!,
donde siempre quiero verte;
serás Una, Grande y Libre,
te lo juramos hasta la muerte.
¡Arriba! ¡Arriba España!,
¡Siempre imperial!

Somos semilla vertida de la Patria
sobre los surcos de su entraña veraz.
Nos han prestado sus héroes aliento
y la cosecha será fecunda en paz.

¡Arriba! ¡Arriba España! ...

Somos la fuente que surte un mar de oro,
que las campiñas de España regará;
en nuestra marcha fijamos el camino
con caracteres que nadie borrará.

¡Arriba! ¡Arriba España! ...

Somos justicia, cual sol que a todos llega;
somos aurora de hermoso amanecer.
Es nuestro lema: "España Grande y Libre".
Nuestra consigna: "Cumplí con el deber".

¡Arriba! ¡Arriba España! ...


MARCELINO PAN Y VINO (1954)

Director: Ladislao Vajda.
Intérpretes: Pablito Calvo, Rafael Rivelles, Antonio Vico, Juanjo Menéndez.

El fenomenal tacto fílmico de Ladislao Vajda y el recordado papel del niño prodigio Pablito Calvo son los principales logros de esta exitosa película, que no solo triunfó en las carteleras españolas, sino que consiguió un importante reconocimiento en diferentes y variados países, desde Italia hasta Japón, logrando una meritoria mención especial del jurado en el Festival de Cannes.

A veces me pregunto si todo sirve para algo. ¿Algo sirve para algo? ¿Hay realmente finalidades en los actos o simplemente son efectos secundarios? ¿Para qué sirve una hormiga? como dice la canción. ¿Para que sirve llorar por los muertos? ¿Por los vivos? ¿Para que sirve comer hasta reventar si nunca revientas? ¿Para que sirve poner tildes si todo el mundo sabe lo que quiero decir? ¿Para que sirve hacer deporte si el cuerpo es solo un elemento biodegradable que se pudre en los andenes de tren? ¿Para que sirve la ropa bonita? ¿Para sentirte agusto contigo mismo? ¿Para pasar desapercibido o todo lo contrario? ¿Para acrecentar la autoestima por una persona que dejará de existir en breves años si comparamos vidas con otros animales? Ya se que las moscas solo viven un dia pero me niego a compararme con una mosca verde y peluda.
El caso es que nada sirve para nada. Ni existen las lluvias de estrellas en mi vida ni las cancelaciones en el aeropuerto. Ni las monedas extranjeras ni los arrecifes de coral. Ni me importa la naturaleza que nunca podré llegar a ver ni me interesan los textos en version original por mucha esencia que se pierda en las traducciones. Suficiente tengo (tenemos) ya con conseguir existir sin crear mundos interiores demasiado ardientes.

Chicoostra a 21 de Febrero de 1947
Ayer llegó a mi casa un aviso de Fnac diciendo que el libro que encargué ya lo tienen en la tienda. ¡Pero a qué precio! (Supongo). Es una putada esto de estar solo en una casa que no es la tuya y que suene el telefono una y otra vez, te crees ladrón. (Se cree el ladrón...) El caso es que hoy es viernes (como cada viernes) y tengo en mi casa una certificación de Fnac diciendo que el libro que encargué ya lo tienen en la tienda. Un año, por lo menos, buscando ese libro. Al fin.Hoy las lentillas han amanecido nubladas sin embargo mi tia ha limpiado los cristales de esta habitación y despues de tres años, se ve la calle con sus coches, sus obras y sus luces apagadas. Joder con el telefono, que gente más pesada. El dia que yo coja el telefono en casa ajena pueden irse corriendo. Se trata de un acto diabólico.
Hace una semana y tres dias que mi perro no está por aquí y no se me va de la cabeza. Supongo que será un evento que jamás borraré y siempre lo tendré presente. Como el hecho de que tengo tres separadores de paginas (uno especialmente bonito de un cuadro de Van Gogh). Puede parecer una irresponsabilidad o trivialidad escribir esto, pero para mí no lo es. Los pelos que soltaba se ve que se me colaron los las fosas nasales y pinchan mi cerebro desde abajo, tapando las grietas del Prestige por el que goteaba moco nauseabundo.
Estés donde estés, perro mío, te mando un besazo en ese hocico tuyo con aquellos bigotitos que te olían tan bien. No te dio tiempo ni a que se te pusieran un poco amarillo los dientes por arriba. Que mala suerte tuvimos todos, Ostra. Un abrazo amigo.
EL libro se llama Asfixia y es de Chuck Palahniuk, por si le puede interesar a alguien.

Chicoostra a 21 del Horroroso Febrero de 1955
PULEVA CALCIO, ha nacido fruto de esta labor constante. Es la única leche del mercado con un 50 % más de calcio que una leche normal. Además, está enriquecida en vitamina A, que interviene en la función visual, y en vitamina D que favorece el depósito y la fijación del calcio al hueso. Ayudando a la formación y mantenimiento de un tejido óseo sano.

La otra noche estuve soñando y tal. Soñé que era cartero. Tenía un mapa del distrito con mi ruta marcada en verde fluorescente. Pero por mucho verde fluorescente que hubiera o hubiese, me perdia una y otra vez. Al rato estaba soñando que una chica de unos doce años me la saboreaba complacientemente. Por amor al arte (ambas cosas).
Tras sueños inconexos como estos, siempre surge de la parte de atras de mi cerebro (la parte dedicada al retraimiento personal e incondescendiente) la misma pregunta: ¿son los sueños un reflejo del alma? A lo que sin duda tengo que responder con el sí mas rotundo y nauseabundo, despues de ver hoy el capitulo de Los Simpsons en el que Bart vende su alma por cinco miseros dolares. (¿por que tanto perogrullo yanqui?) (The united states of America)
Cabe destacar el papel revelador de Robin Williams en Insomnio como segunda respuesta posible a tanto interrogante.

Hoy hemos empezado a montar una cocina en una casa con una familia que me recuerda mucho a la familia de Spider. Abrumador todo. Justo el puto enchufe del frigorifico tenia que estar en el puto medio del lateral de madera de roble. (Just do it).
Tengo un nuevo logar de lectura en mi habitacion: El Sillón.


Chicoostra a 20 del Maldito Febrero de 1954
PARIS. El ministro de Cultura de Francia, Jean-Jacques Aligattor, rindió ayer un homenaje al pintor conquense Alberto Matas, quien falleció el lunes o el martes en Francia, destacando su "compromiso como artista y militante que supo preservar su libertad".
En un comunicado realizado en pergamino solapado de grandes márgenes, el ministro francés "rinde homenaje a uno de los últimos grandes testigos de la aventura surrealista" a la cual, recordó, el museo George de la Jungla, de París, dedicó recientemente una gran exposición.
"Este gran artista conquense que escogió desde muy temprano Francia para vivir y estudiar con Le Corbusier, y pasar aquí la mayor parte de su vida, era un espíritu muy innovador que influyó ampliamente en las corrientes pictóricas de la posguerra", escribe el ministro.
"Saludamos la independencia de este artista comprometido y militante que, incluso en el seno de los movimientos a que pertenció, supo siempre proteger su libertad". Alberto Matas murió el lunes o el martes en Paris, cerca de Roma, a la edad de 91 años de edad.

Periodico Elite Mundial con periodicidad diaria
Asimismo, Javier Fesser ha contestado a preguntas de plena actualidad y ha dejado clara su postura ante un probable conflicto bélico en Irak. "Sólo puedo decir que la guerra es una mierda pinchada en un palo".


Era la epoca de Paredes y Golfitos. Las Paredes tenian unos tacos en forma de pastilla de extasis que pinté de colores como los botones del coche fantastico. Uno era para correr más (lo siento por el libre alvedrío de mis tildes pero es que siempre opto por poner solo las necesarias), otro para andar por las paredes, otro para mejor agarre al pavimento de linóleo, otro para multiplicar la empatia entre mis hamster de colas pintadas carioca y yo. Ni que decir tiene que no se me daba demasiado bien andar por las paredes, siempre odié ir agazapado, encorvado, hecho un deforme. Era la epoca de El golpe en la puerta con agujero, un mosqueo lo tiene cualquiera y más si su cuarto de baño no es mas grande que un tapón del bote de champú que no cabía dentro. Cagaba con la puerta entreabierta para ver la television Grundig de madera, con palillos por botones. Era la epoca en que pensaba que los partidos de futbol era A goles y no A minutos [cierto que ahora no me gusta el futbol (antes tapoco)]. Era la epoca de sentarme en el pupitre como un loro en un palo lleno de mierda blanda y en technicolor. La profesora rubia de bote (40 años) le decia a mamá que su hijo era un periquito sentado en un palo (todo eso antes de que me saliera el pico) y sacaba sobresalientes. Mi madre le respondía que estaba muy orgullosa de tener un hijo como el que tenia que sacaba sobresalientes y era de piernas inquietas (antes de que me saliera el pico). Luego mi madre se calaba el bolso hasta la axila y cedía a sus pies la libertad de ir a la compra. Heredé la inquietud de piernas de ella imbuido por el abusivo consumo de huevos pasados por agua y hervidos de patata y coliflor. Era la epoca del SPB de Mercadona (siempre precios bajos). Sí hombre sí, era la epoca de mi niñez, aquello que se cuela por el desagüe que te inventas al acabar octavo y la tutora te dice que las semanas pasarán volando a partir de este dia.

CHICOostra a 16 de Febrero del (me niego a poner "de") 2003